Árboles, durezas y mujeres

Las últimas palabras de mi abuela inglesa

 

Había  algunos platos sucios

y un vaso de leche a su lado

sobre una mesilla junto a la cama

enmarañada y apestosa…

 

Acurrucada y casi ciega

yacía y roncaba-

despabilándose con un tono de voz disgustado

para pedir a gritos la comida:

 

¡Dame algo de comer!”,

“Dejeme que la lleve

al hospital -le dije-

y cuando se encuentre bien

 

podrá usted hace lo que le plazca.”

Me sonrió. “Vale,

primero haz tú lo que te plazca

y después podré hacer yo lo que me plazca a mí…”

 

“¡Ay, ay, ay!”, gimoteó

cuando los hombres de la ambulancia

la pusieron en la camilla:

” ¿Y a esto lo llamáis

 

ponerme cómoda?”

A esas, alturas su mente estaba despejada:

“Ah, os creiés muy listos

vosotros los jóvenes

 

-dijo- pero yo os digo

que no sabéis nada de nada”.

Entonces arrancamos.

Durante el trayecto

 

pasamos a lo largo de una hilera

de olmos. Estuvo mirándolos un rato

por la ventana de la ambulancia

y dijo:

 

“¿Qué son todas esas cosas ahí fuera

cubiertas como de pelusilla?

¿Árboles? Bueno, ya estoy

harta de ellos”, y giró la cabeza.

 

 

William Carlos Williams, 1921. Fuente: Wikimedia Commons
William Carlos Williams, 1921. Fuente: Wikimedia Commons.

 

 

Retrato proletariado

Una mujer joven y alta sin sombrero

en delantal

 

El pelo recogido parada

en la calle

 

Un pie enfundado en una media

que roza la acera

 

El zapato en la mano. Observa

atentamente el interior

 

Saca la plantilla de papel

para encontrar el clavo

 

Que ha estado haciendole daño

 

 

Fuente: Wikimedia Commons
Fuente: Wikimedia Commons

 

Las peonías robadas

Lo que me daban las mujeres

era difícil decirlo

Flossie

 

tú no

tú viviste conmigo

muchos años recuerda

 

el año en que tuvimos

aquel magnífico tiesto

de peonías

 

qué contentos estábamos

los dos con ellas

pero una noche

 

nos las robaron

compartimos la pérdida

ninguno pudo pensar

 

en nada más

durante todo un día

nada podría

 

habernos unido tanto

llevábamos

casados diez años

 
William Carlos Williams, (trad.J.M. López Merino) Antología bilingûe, Alianza Editorial, Madrid, 2009.

William Carlos Williams, (1883-1963) poeta estadounidense. Para conocer más sobre su obra leer el blog de Sandra Toro o el de Jorge Aulicino, como también el artículo en Buenos Aires Poetry y en Eterna Cadencia.

 

 

 

Paterson

Ayer tuve la oportunidad de ver el hermoso film de Jim Jarmush Paterson. Les dejo una secuencia de los poemas de Ron Padgett incluidos en el film.

 

Love Poem

We have plenty of matches in our house
We keep them on hand always
Currently our favourite brand
Is Ohio Blue Tip
Though we used to prefer Diamond Brand
That was before we discovered
Ohio Blue Tip matches
They are excellently packaged
Sturdy little boxes
With dark and light blue and white labels
With words lettered
In the shape of a megaphone
As if to say even louder to the world
Here is the most beautiful match in the world
It’s one-and-a-half-inch soft pine stem
Capped by a grainy dark purple head
So sober and furious and stubbornly ready
To burst into flame
Lighting, perhaps the cigarette of the woman you love
For the first time
And it was never really the same after that

All this will we give you
That is what you gave me
I become the cigarette and you the match
Or I the match and you the cigarette
Blazing with kisses that smoulder towards heaven

 

Another One

When you’re a child you learn there are three dimensions
Height, width and depth
Like a shoebox
Then later you hear there’s a fourth dimension
Time
Hmm
Then some say there can be five, six, seven…

I knock off work
Have a beer at the bar
I look down at the glass and feel glad

 

Poem

I’m in the house
It’s nice out
Warm
Sun on cold snow
First day of spring
Or last day of winter

My legs run up the stairs
And out the door
My top half here writing

De: https://poetryschool.com/poems/poems-film-paterson/

Encontré una charla en el marco del ciclo Poetry Off the Shelf, donde el poeta lee los poemas de la película y conversa sobre su proceso de creación. Para escuchar el audio hacer clic acá.

John Ashbery

Dejo acá un breve fragmento del genial libro de este poeta americano “Autorretrato en espejo convexo” del año 1984, poeta que falleció unos días atrás.

Autorretrato en espejo convexo

(…)

El Papa Clemente y su corte se quedaron “estupefactos”,

según Vasari, y le prometieron un encargo

que nunca se materializó. El alma ha de permanecer donde està,

aunque se inquiete, oyendo gotas de lluvia en el cristal,

el suspirar de las hojas de otoño azotadas por el viento,

anhelando estar libre, fuera, pero debe quedarse

posando en este sitio. Debe moverse

lo menos posible. Esto es lo que dice el retarto.

Pero hay en esa mirada fija una combinación

de ternura, diversión y pesar, tan poderosa

en su contención que uno no puede mirar mucho tiempo.

El secreto es demasiado evidente. Escuece su piedad,

hace brotar lágrimas calientes: que el alma no es alma,

no tiene secreto, es pequeña, y encaja

en su hueco perfectamente; su habitación, nuestro momento de atención.

Esa es la melodía pero no hay letra.

La letra es sólo especulación

(del latín speculum, espejo):

busca el significado de la música sin poder hallarlo.

(…)

Ashebery J., Autorretrato en espejo convexo, trad. Javier Marías, Colección Visor de Poesía, Madrid, 2006.

 

There Are Birds Here

Un hermoso poema de May Jamaal y el video relizado por USC Film School que encontré en Poetry Foundation.

 

birds

Para ver el video hacer clic acá.

There Are Birds Here

For Detroit

There are birds here,
so many birds here
is what I was trying to say
when they said those birds were metaphors
for what is trapped
between buildings
and buildings. No.
The birds are here
to root around for bread
the girl’s hands tear
and toss like confetti. No,
I don’t mean the bread is torn like cotton,
I said confetti, and no
not the confetti
a tank can make of a building.
I mean the confetti
a boy can’t stop smiling about
and no his smile isn’t much
like a skeleton at all. And no
his neighborhood is not like a war zone.
I am trying to say
his neighborhood
is as tattered and feathered
as anything else,
as shadow pierced by sun
and light parted
by shadow-dance as anything else,
but they won’t stop saying
how lovely the ruins,
how ruined the lovely
children must be in that birdless city.
Jamaal May, “There Are Birds Here” from The Big Book of Exit Strategies. Copyright © 2016 by Jamaal May. Reprinted by permission of Alice James Books.
Source: The Big Book of Exit Strategies (Alice James Books, 2016)

 

Marengo – Mary Oliver

Les dejo el poema de Mary Oliver y la lectura de Steve Braff.

 

Marengo

Out of the sump rise the marigolds.

From the rim of the marsh, muslin with mosquitoes,

rises the egret, in his cloud-cloth.

Through the soft rain, like mist, and mica,

the withered acres of moss begin again.

 

When I have to die, I would like to die

on a day of rain—

long rain, slow rain, the kind you think will never end.

 

And I would like to have whatever little ceremony there might be

take place while the rain is shoveled and shoveled out of the sky,

 

and anyone who comes must travel, slowly and with thought, as

around the edges of the great swamp.

 

Oliver, Mary. New and Selected Poems.

When Death Comes – Mary Oliver

When death comes

like the hungry bear in autumn;

when death comes and takes all the bright coins from his purse

 

to buy me, and snaps the purse shut;

when death comes

like the measle-pox;

 

when death comes

like an iceberg between the shoulder blades,

 

I want to step through the door full of curiosity, wondering:

what is it going to be like, that cottage of darkness?

 

And therefore I look upon everything

as a brotherhood and a sisterhood,

and I look upon time as no more than an idea,

 

and I consider eternity as another possibility,

 

and I think of each life as a flower, as common

as a field daisy, and as singular,

 

and each name a comfortable music in the mouth,

tending, as all music does, toward silence,

 

and each body a lion of courage, and something

precious to the earth.

 

When it’s over, I want to say: all my life

I was a bride married to amazement.

I was the bridegroom, taking the world into my arms.

 

When it’s over, I don’t want to wonder

if I have made of my life something particular, and real.

I don’t want to find myself sighing and frightened,

or full of argument.

 

I don’t want to end up simply having visited this world.

 

Oliver, Mary. New and Selected Poems, Volume One: 1 (pp. 10-11). Beacon Press. Edición de Kindle. Oliver, Mary. New and Selected Poems, Volume One: 1 (p. 10). Beacon Press. Edición de Kindle.

mary-oliver
Imagen: Poetry Fundation

EL DÍA DE VERANO – Mary Oliver

DSC_0003¿Quién creó el mundo?
¿Quién dio forma al cisne, al oso negro?
¿Quién hizo al saltamontes?
Me refiero a este saltamontes,
el que acaba de saltar en la hierba,
el que ahora come azúcar de mi mano,
el que mueve las fauces de atrás para adelante y no de arriba abajo,
el que mira a su alrededor con enormes ojos complicados.
Ahora levanta una de sus patas y se lava la cara cuidadosamente.
Ahora de pronto abre sus alas y se va flotando.
Yo no sé con certeza lo que es una oración.
Sin embargo sé prestar atención
y sé cómo caer sobre la hierba,
cómo arrodillarme en la hierba,
cómo ser bendita y perezosa,
cómo andar por el campo,
que es lo que llevo haciendo todo el día.
Dime, ¿qué más debería haber hecho?
¿No es verdad que todo al final se muere, y tan pronto?
Dime, ¿qué planeas hacer con tu preciosa, salvaje, única, vida?

(Versión de e-soliloquio)

 

THE SUMMER DAY
 
Who made the world?
Who made the swan, and the black bear?
Who made the grasshopper?
This grasshopper, I mean-
the one who has flung herself out of the grass,
the one who is eating sugar out of my hand,
who is moving her jaws back and forth instead of up and down-
who is gazing around with her enormous and complicated eyes.
Now she lifts her pale forearms and thoroughly washes her face.
Now she snaps her wings open, and floats away.
I don’t know exactly what a prayer is.
I do know how to pay attention, how to fall down
into the grass, how to kneel down in the grass,
how to be idle and blessed, how to stroll through the fields,
which is what I have been doing all day.
Tell me, what else should I have done?
Doesn’t everything die at last, and too soon?
Tell me, what is it you plan to do
with your one wild and precious life?

 

En http://emmagunst.blogspot.com.ar/2015/10/mary-oliver-el-dia-de-verano.html

 

Para seguir leyendo  y acá.

John Ashbery – Caminando por ahí

Caminando por ahí

 

¿Qué nombre tengo para ti?

En verdad no existe nombre para ti

en el sentido en que las estrellas tienen nombres

que de algún son apropiados. Solo dando vueltas por ahí,

.

es un objeto de curiosidad para algunos,

pero tú estás demasiado preocupado

por la mancha secreta escondida en tu alma

para decir algo y andas por ahí,

.

sonreír para adentro y  ante otros.

se vuelve un poco solitario

aunque al mismo tiempo desagradable.

.

And now that the end is near

de que el camino más largo es el más eficaz,

ese que daba la vuelta entre islas, y

pareciendo siempre que viajabas en círculo.  

Y ahora que el final está cerca

.

los segmentos del viaje se abren como una naranja.

Hay luz allí y misterio y comida.

Ven a verlo.

No vengas por mí, sino por él.

Pero si todavía estoy ahí, asegúrate de que podamos vernos.

.

John Ashbery, Rocehster, 1927

en John Ashbery Collected Poems, 1956-1987, Library of America

versión Silvia Camerotto

imagen de  Fairfield Porter en Samizdat Blog

 

Just Walking Around

What name do I have for you?

Certainly there is not name for you

In the sense that the stars have names

That somehow fit them. Just walking around,

.

An object of curiosity to some,

But you are too preoccupied

By the secret smudge in the back of your soul

To say much and wander around,

.

Smiling to yourself and others.

It gets to be kind of lonely

But at the same time off-putting.

Counterproductive, as you realize once again

.

That the longest way is the most efficient way,

The one that looped among islands, and

You always seemed to be traveling in a circle.

And now that the end is near

.

The segments of the trip swing open like an orange.

There is light in there and mystery and food.

Come see it.

Come not for me but it.

But if I am still there, grant that we may see each other.
Publicado en http://desibilasypitias.blogspot.com.ar/

Adrienne Rich

EN AQUELLOS AÑOS

.

En aquellos años, dirán las gentes, perdimos el rastro

del significado de nosotros, de ustedes

hasta encontrarnos

reducidos a yo

y todo ese asunto se tornó

estúpido, irónico, terrible:

intentábamos vivir una vida personal

y, cierto, aquella fue la única vida

de la que podíamos dar testimonio

Pero los grandes pájaros oscuros de la historia gritaron y se

sumergieron

en nuestro clima personal

Fueron decapitados en alguna otra parte pero sus picos y alas

se movieron

a lo largo de la costa, a través de jirones de niebla

donde permanecíamos, diciendo yo

(1991) Trad. Jorge Yglesias

.

.

UN ATLAS DEL MUNDO DIFÍCIL, II
.

He aquí un mapa de nuestro país:

aquí está el Mar de la Indiferencia, barnizado de sal

Este es el río maléfico que fluye de la frente a la ingle

agua que no nos atrevemos a probar

Este es el desierto en el que se han plantado misiles como bulbos

Esta es la cesta del pan de las granjas hipotecadas

Este es el lugar donde nació el chico rockero

Este es el cementerio de los pobres

que murieron por la democracia Este es el campo de batalla

de una guerra del siglo diecinueve el sepulcro es famoso

Esta es la ciudad marina de mito e historia cuando las flotas pesqueras

se arruinaron aquí es donde había trabajo en el muelle

congelando pescado en trozos paga por horas sin dividendos

Estos son otros campos de batalla Centralia Detroit

aquí están los bosques primitivos los filones de cobre de plata

Estos son los suburbios del consentimiento el silencio se eleva como el humo

de las calles

Esta es la capital del dinero y del dolor; sus pináculos

estallan en el aire caliente, sus puentes se desmoronan

sus hijos van a la deriva por ciegos callejones confinados

entre alambres de espinas enrollados

Prometí mostrarte un mapa y dices pero esto es un mural

entonces bien, déjalo estar son pequeñas diferencias

la cuestión es desde dónde lo miramos

(1990-91) Trad. Mª Soledad Sánchez Gómez