Atenas

viajar desde Atenas hacia algún sitio

permanecer entre el cristal y el pálido reflejo

ese paraíso dibuja fronteras en el mapa

escondido abierto o solo

el abandono que hay en mí

me embriaga de licor y de néctar

y me busco entre cañas o persianas

la casa se llenó de sombras

pero te sigo en la luz a la que fui invitada.

 

 

Inédito.

 

 

Pequeño charco

Pequeño charco por Carlos Castro, FlickrCC.

Radio Moebius

En radio Moebius. 19.10.17El jueves pasado tuve la oportunidad de estar en la radio Moebius juntoa Lidia Rocha y Gerardo Curiá. Leí poesía de Ventana lateral y de al ras, como también unos poemas inéditos. Comparto con ustedes el audio:

Audio desde el sitio arinfo.

 

Algunos poemas que leí:

Pozos ciegos

La salitre verde de ese fondo
mar
habita insondable, son inquietas
figuras entre las cejas y la nariz.

Bajo ese rumiar, con la luz sobre él,
moldeando espesas llanuras
o pueblos remotos, es que
el rostro de papá se cubre de sombras.

El uniforme colgado en el placard,
con sus galones y la vaina,
estancan o inundan
orillas en un pantano.

Son las algas
y las sombras verdes de las algas.
*

Sacar de raíz

La luz es tenue
donde llora o escupe dolor,
aquella mujer. Retuerce
las puntas de su bufanda.

En esta esquina de mi habitación

mi madre
riega las flores de su ventana. Su silencio
retumba, se agudiza levemente
el clamor.

Una barrera en derrumbe
que apenas se sostiene,
estrechar de manos, bordes oxidados,
restos difíciles de tirar o quemar.

Ventana lateral, editorial Huesos de Jibia, Buenos Aires, 2010.

 

sólo eso

tal vez sea lo interior que persiste del cuadro

del destierro como un lugar dentro de esa sombra

a la derecha

y es más que un rincón negro  bordeando la cornisa

es una masa extendida      cubierta

a nuestro lado     todo el tiempo

eso que permanece oculto en la foto bajo la negritud

no lo conocemos      tal vez sólo intuimos

superficies     cubos infantiles con distintas formas  que inundan

calles abiertas detrás del paredón     materias en juego

nos arriman mientras corremos con la paleta

nos perdemos así bajo el rayo del mediodía que calcina en otoño

y permanecemos enterrados en ese indefinido umbral de luz

*

queman esta mañana

sus halos luminosos cubren desiertos

cuentas de colores como un arco iris entre mis dedos

violáceos o amarillentos

 

                             entre estos restos rocié mi potus:

                 pero de repente olvidé mi nombre

           abandoné mi casa

                abandoné este patiecito lleno de jazmines:

 las margaritas están asfixiadas de polvo

mi pelo está velado entre las sábanas

  ―quema esta mañana―

 los cantos se sacuden

las piedras arden en mis palmas

y el reflejo impregna un poco el aire

al ras, ediciones La Biblioteca, colección miliuna, Buenos Aires, 2013.

*

Apenas sostenida de la pupa la vimos desplegarse,

el naranja y el negro se fundieron en una ráfaga.

Somos gigantes para las mariposas, me dijo

y sonrió mostrando los dientes:

aún unos cuantos estaban por salir.

Seguimos caminando por aquellos montes

entre las flores amarillas,

rojas y las hierbas.

El día era hermoso, de pronto

nos sentimos hermanadas

por alguna dicha del sol y de Dios.

Inédito, 2017.

Algunos poemas míos

Buceando por la web encontré unos poemas de mi libro al ras en el blog de la gran poeta Irene Gruss, acá el enlace:

Virar de fondo

ALEJANDRA AGUIRRE

(Buenos Aires, Argentina, 1970)

de Agua en expansión

Este débil latir arrima. Parpadea como un gemido
que no quiere ser visto. El locutor grita
estridente y obliga a dar un paso, fuera de algo,
soltar esa diagonal, fija asimetría, páramo
donde me dejo caer.
***
Terreno abierto

Tomarme siempre como la medida de las cosas.
Apenas este capricho que absorbe,
pozo ciego o zona en construcción.

Con el impacto recurro al clamor
en la pendiente, pantano, alma
suspendida a esa Luz,
a esa ráfaga que aparece en las paredes.

Hundirse, con cintura y manos
me hundo hundida busco
y me devora, fango, insaciable.

Esa leve letanía del alma, sacudida
sacude y clava, entierro las ropas,
con el viento -vida y alma-,
a solas el sustento, a secas
desprendo la costra larvada
o lustrosa desde donde canto.
***
Diluvio

Que los propios rasgos se diluyan,
perder el nombre, el claro, el uno mismo, el otro.

En uno mismo. Es uno mismo.

Virar de fondo,
rodeado de oscuridad, borrar la foto.

Hacer figuras en el espejo, formas.

Olvidar en la niebla.
perderse de vista. Por amor. Abandonarse.

de Ventana lateral (Huesos de Jibia, 2010)

Blog: http://elmundoincompleto.blogspot.com.ar/search/label/ALEJANDRA%20AGUIRRE

Carozos 

Los tiempos pasaron pensé

Mientras pelaba la palta

Desmembraba la piel

Buscaba algún color o sabor

Aquello siguió su curso

Todavía

Froto quieta indecisa pero quieta

El aroma sobre mis manos

Es suave el carozo la textura dura

Y oscura todavía en mí

A estas horas

En estos tiempos

.

Otras frutas también tienen un núcleo duro

Verrugoso o no tanto

Más compacto

Absurdamente se cruzan estas preguntas

Sobre los días, sobre estos días

No tengo dolor ni desconsuelo

Sólo estos días un  marrón café que abrazo

Unas fotos olvidadas  perdidas

una historia que nunca se registró

Que se escurre fácil entre mis dedos

ovoide así de ovoide

Permanezco

todo

y persisto inútilmente

saboreando estas sonámbulas

o cavernosas pulpas

 

 

picadito

froto con insistencia

vertical sobre mis piernas

como si

en ese algo

todavía  el sudor es demasiado

adherido poroso

en mí

en mi vida

entre mis manos

porosas en mi

una y otra vez

demasiado  es   sobre una línea

dibujada en mis fantasías

pienso de mi y mientras

sigo estas líneas

que bailan y enloquecen sobre mí

ellos gritan pelean claman

porosos de mí

en el mientras tanto

me entretengo cuidando esos sueños

como un guarda oriental

bañado con oro y  entretiempos

bailando con esos delfos

y  el arrullo incesante crece

se repite  cesa por un instante el vaivén

hasta que desde su arrabal

besa nuestras manos, nuestros dedos

como anclas de otros mundos.

DSC_0208